Por mucho que quieras controlarte, a veces las emociones parecen dominarte. Aunque los amas, tus niños pueden llevarte al límite de la desesperación y contener los gritos resulta todo un reto.

Qué pasa cuando le gritas a tus hijos

Una investigación publicada en el portal Child Development explica que gritarles a los niños puede generar un aumento en los problemas de conducta de los adolescentes, además de síntomas depresivos.

Cómo evitar los gritos en el hogar

#1 En lugar de gritar, ¡escucha!

Cuando más inquieto se comporta tu hijo y más absurdo parece su berrinches, es cuando en realidad más te necesita, sólo debes aprender a escucharlo, explican en el portal de Child Mind Institute:

«Se calman cuando los padres simplemente ayudan a etiquetar sus sentimientos o describen la circunstancia en cuestión».

En el ya mencionado sitio también comentan algunas frases asertivas que puedes utilizar para seguir el consejo de los expertos: «Te frustra que parezca más un rectángulo que un círculo, ¿verdad?», «Estabas trabajando tan duro, y luego el perro se acercó y lo arruinó».

Frases como las anteriores logran que tu pequeño se sienta escuchado, lo cual probablemente frene el berrinche, pues se sentirá tranquilo y sin la necesidad de demostrar su desesperación con gritos o lágrimas.

#2 Modifica la forma en que le hablas a tus hijos

Cambiar la forma en que le hablas a tus hijos puede disminuir la cantidad de berrinches. Los expertos del sitio Healthline señalan que es necesario pasar de un monólogo con gritos a un diálogo respetuoso.

#3 Conviértete en su mayor ejemplo

Los especialistas explican que los niños aprenden con tu ejemplo. Si expresas tus emociones levantando la voz, tu hijo lo verá como algo normal y su comportamiento será similar cuando necesite sentirse escuchado.

PUBLICIDAD

#4 Respeta sus emociones

La mejor forma de entender a tus hijos es convirtiéndote en el padre que necesitabas cuando tenías su edad.

Recuerda validar sus emociones y no juzgarlos. Utilizar expresiones como «Deja de llorar, no seas exagerado» o «Eres insoportable» puede ser perjudicial para el niño y dañar la confianza entre ustedes.

Probablemente, lo que tiene a tu pequeño inquieto te parece de lo más simple, pero para él es importante y esa es razón suficiente para prestarle atención, de lo contrario podría perder la confianza de compartirte sus emociones.

¿Buscas contenido para tus peques? Todos los capítulos de La Gallina pintadita están en VIX cine y tv ¡gratis! Da clic en la imagen para ver esta linda caricatura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí