Ashley Wadsworth, de 19 años, vivía en Canadá y conoció a Jack Sepple, de 23 años, por una aplicación de citas en noviembre. Luego de chatear durante algunos meses, la joven compró un pasaje y fue a conocerlo personalmente.

El chico vivía en EssexReino Unido. En su cuenta de Facebook, la chica publicó una serie de fotos juntos ya que había sacado una visa de 6 meses, y al principio todo era perfecto. Sin embargo, con el correr de los días, su relación comenzó a tomar otro color. En consecuencia, Ashley decidió interrumpir su viaje y volver a su casa.

Según su amiga Ana-Marie Taylor, su vínculo comenzó a complicarse y ella decidió interrumpir su viaje porque “las cosas no iban muy bien”. En esa misma línea, la joven explicó que ella realmente lo amaba. Asimismo, los familiares contaron que eligió regresar a su casa porque ya no se sentía bien en el Reino Unido. Saldría el martes 1 de febrero y llegaría a su país el jueves 3 pero eso nunca sucedió.

El último día de su estadía, los vecinos escucharon fuertes ruidos y llamaron a la policía. Cuando los equipos de emergencias se presentaron en el lugar ya era tarde. Los agentes encontraron a Jack Sepple acostado en la cama manchada de sangre junto al cadáver de Ashley. Automáticamente, el chico se convirtió en el único sospechoso y acusado del crimen.

Desde entonces, el chico quedó detenido en prisión preventiva hasta la fecha del juicio, prevista para el próximo mes de septiembre. De todas formas, Sepple fue convocado recientemente a una audiencia en la corte de Chelmsford Crown.

De acuerdo al medio EssexLive, el acusado estuvo sentado con la cara en blanco y mirando directamente al frente durante la breve audiencia. En tanto, no se le pidió que se declarara culpable, aunque se confirmó una fecha de juicio provisional para el 5 de septiembre de este año en el mismo tribunal.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí