Ángel Sebastián Olivares Rivero es juzgado por atacar violentamente a su pareja en un auto y en la casa que convivían juntos. Quiso matarla y también la molió a golpes.

Fuentes policiales confirmaron que todo sucedió el pasado 10 de octubre cuando la pareja regresaba a su casa de una fiesta. El agresor comenzó a hostigar a la víctima con insultos y también la golpeó en la cara hasta hacerla sangrar.

Al llegar a la vivienda, la mujer se fue del lugar en el que conviven y a los 70 metros Olivares la detuvo para que vuelva. Una vez dentro de la casa, el imputado la agarró del brazo, la tiró sobre la cama y, una vez allí, le dio golpes de puño causándole serias lesiones y un sangrado.

“Te voy a matar, hija de p….”, fueron algunos de los insultos que emitió el golpeador. Luego, con una almohada, intentó asfixiar a la víctima.  Esta agresión alertó a la madre del agresor, quien junto con el padre del mismo, llamaron por teléfono a su hijo. Con esto, cesó en su accionar.

La damnificada aprovechó que el atacante frenó con su accionar y llamó al 911, pero su pareja advirtió la situación y le quitó el celular, cortando la llamada. Ello generó que el 911 intentará comunicarse con la víctima hasta que, luego de varios intentos, logran comunicarse, comisionando al lugar a personal policial.

Tras esto, persona policial de Comisaría 13ª llegó al lugar y entrevistaron al agresor, quien le manifiesta que ha sido solo una discusión de pareja. Pero los efectivos advirtieron que Olivares tenía sangre en sus prendas y le solicitaron entrevistar a la víctima. Al verle la cara toda ensangrentada, proceden a la aprehensión de Olivares.

La Justicia decidió llevar el juicio a cuarto intermedio. Olivares es juzgado por lesiones leves agravadas por el vínculo, en contexto de violencia intrafamiliar y de género y amenazas simples en concurso real.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí