El hecho ocurrió en una casa Alta Gracia, Córdoba, cuando la mujer fue atacada el viernes por su propio perro, tras intentar separarlo de otro can con el que se había empezado a pelear. Pese a la gravedad del ataque, recién el domingo la mujer pidió una ambulancia de un servicio de emergencias.

En principio, la víctima fue derivada al Hospital de Alta Gracia, donde le realizaron las primeras curaciones, pero luego fue trasladada a la Clínica Chutro, y allí los médicos decidieron amputarle la mano derecha.

En diálogo con la prensa local, el médico Enrique Fernández, director de la clínica Chutro, explicó que “el estado de salud es sorprendentemente bueno para el nivel de traumatismo que tiene. La mujer está bien, pero tiene una enorme lesión en el brazo derecho desde el codo hacia abajo con pérdida de la mano, del musculo y el hueso expuesto”.

El profesional sostuvo que la paciente “probablemente reciba una amputación doble. Veremos la evaluación vascular. Hasta ahora el brazo derecho está prácticamente amputado naturalmente. Y veremos qué pasa con el brazo izquierdo”.

De acuerdo a la información trascendida, la mujer tenía en su casa medio centenar de animales, entre los que se contaban quince perros de distintas razas y la misma cantidad de gatos.

Tras el ataque, el pitbull fue trasladado al Instituto Antirrábico para realizarle estudios, mientras que el resto de los perros quedaron a disposición de la Fundación Amigos del Mejor Amigo (Adma).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí