Un ADN sirvió para que la Justicia encontrara al verdadero responsable de una violación que sufrió una adolescente de 15 años de 9 de Julio. Ese abuso culminó en el embarazo y nacimiento de un bebé.

En un principio, la UFI ANIVI estaba investigando una pista falsa, hasta que ese examen genético permitió descubrir una verdad repugnante: que el propio padre de esa jovencita era quien la había sometido y también, que era el papá de ese bebé, informaron este viernes fuentes judiciales.

Fue así que durante un juicio el degenerado fue hallado culpable del delito de abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por el vínculo y por el aprovechamiento de la convivencia con la menor.

Es por eso gravísimo delito que un juez le aplicó un duro castigo al abusador: deberá pasar 13 años en el Penal de Chimbas, agregaron fuentes del caso.

El caso

Por una cuestión de proteger la integridad de la víctima, el condenado fue identificado solo por sus iniciales: D.A.M. La víctima y el abusador viven con el resto de su familia en Las Chacritas.

En marzo del año pasado, esa jovencita fue víctima de un ataque sexual y como consecuencia de ese ultraje quedó embarazada. En octubre dio a luz y hasta allí el abuso estuvo oculto en el seno familiar.

El caso llegó al ANIVI, pero los parientes apuntaron a que el autor de ese ataque era alguien a quien no conocían. Pero con el avance de la investigación del personal de ese organismo lograron establecer que el agresor sexual no era otro que el padre de la víctima.

La prueba fundamental fue un ADN que determinó que el bebé tenía los mismos patrones genéticos que su abuelo. Así descubrieron que el padre de esa chica también era el papá del bebé.

Además, la entrevista en Cámara Gesell fue clave para que la adolescente detallara que la violación ocurrió en su propia casa y manifestó en esa entrevista videograbada que al hacerlo “sintió alivio“.

Acorralado con la evidencia y el examen genético, el degenerado decidió acortar los plazos del juicio a través de un acuerdo abreviado celebrado entre su defensa y la Fiscalía. Un juez aprobó el acuerdo y fue por ello que lo condenaron a 13 años de cárcel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí